¿Qué es?


En Cartagena se custodia el legado cultural de Carmen Conde y Antonio Oliver. Carmen Conde ha sido reconocida por la crítica como una de las mejores poetas del siglo XX y fue la primera mujer elegida miembro de la Real Academia Española. Su marido, Antonio Oliver Belmás, profesor y poeta, es considerado uno de los mayores estudiosos de la obra de Rubén Darío.

A pesar de los avatares que les hicieron vivir fuera de Cartagena, su ciudad natal, quisieron entregar a ésta su importante legado cultural, depositado en el Centro Cultural "Ramón Alonso Luzzy", donde se puede conocer su archivo y biblioteca personal y visitar el Museo dedicado a ellos.

La donación o legado cultural está integrado por: el Archivo personal del matrimonio, su Biblioteca particular, un depósito de libros, mobiliario y enseres y los derechos de propiedad intelectual y de explotación de su obra literaria.

- El Archivo reúne todos los documentos generados y recogidos por ambos autores. Está integrado por: manuscritos literarios autógrafos (algunos inéditos), documentos personales y un rico epistolario constituido por casi 30.000 cartas escritas a lo largo de casi todo el siglo XX por las personalidades más relevantes del mundo de la cultura. Se conserva asimismo el valioso archivo fotográfico del matrimonio, reflejo de su vida y de toda una época.

- La Biblioteca particular está constituida por casi 10.000 volúmenes, ya catalogados. Es una biblioteca de carácter general, en la que destacan fundamentalmente las obras de tema literario, con un fondo interesante de poesía española e hispanoamericana. Contiene valiosas primeras ediciones, así como ejemplares raros o de bibliofilia. La mayoría de volúmenes se consideran únicos al estar dedicados por su autor; muchos tienen anotaciones personales de Carmen Conde y Antonio Oliver.

La Biblioteca personal de nuestros escritores está formada por más de 10.000 monografías y 900 títulos de publicaciones seriadas, además de una rica colección de recortes de prensa.
Se conserva también la Hemeroteca, casi 900 títulos de publicaciones seriadas, entre las que se encuentran las tan efímeras y de tan limitada tirada revistas de la Generación del 27. Además de catalogar las revistas y periódicos, se ha realizado también el vaciado de las colaboraciones de y sobre nuestros autores.

Existe además una rica colección de recortes de prensa, que contiene trabajos de y sobre el matrimonio, junto con otros recortes que conservaron por diferentes motivos.

- Se incluye en la donación un Depósito de libros, formado por una colección de obras de Carmen Conde y Antonio Oliver sin vender.

- Mobiliario y enseres: los muebles que constituían el despacho y la sala de estar del último domicilio del matrimonio, en la Calle Ferraz de Madrid, incluyendo obras de arte, objetos personales y de decoración, recuerdos de viajes, condecoraciones, etcétera, se ubicaron, reconstruyendo esas estancias, en el Centro Cultural "Ramón Alonso Luzzy", creando así el Museo Carmen Conde-Antonio Oliver.

 - También por deseo de Carmen Conde, el Patronato que gestiona el legado pasaba a ser el poseedor de los derechos de propiedad intelectual y de explotación de la obra literaria del matrimonio.