Constitución


El 11 de octubre de 1994, se aprobó el texto definitivo del Convenio entre los representantes de Carmen Conde y el Ayuntamiento de Cartagena para la donación del legado cultural de la primera a su ciudad natal.

Los mandatarios de Carmen Conde, en virtud del poder otorgado por la misma, ofrecieron la donación de la escritora a la ciudad de Cartagena, de forma gratuita y sin partida de ningún tipo.

Dicha donación o legado cultural estaba constituido por:
A) Archivo particular: integrado por manuscritos de la obra de Carmen Conde y Antonio Oliver; el epistolario de ambos; sus documentos personales, etcétera.

B) Biblioteca: de carácter general, pero en la que predominan las obras literarias, sobre todo españolas e hispanoamericanas.

C) Depósito de libros del matrimonio Oliver-Conde sin vender.

D) Colección iconográfica: dibujos, fotografías, pinturas y esculturas.

E) Mobiliario: enseres procedentes del estudio y la sala de estar de Carmen Conde.

F) Derechos de explotación de la obra literaria de nuestros autores y derechos de propiedad intelectual, a partir del fallecimiento de Carmen Conde.

Todo este material se entregó acompañado de un inventario.

El Ayuntamiento de Cartagena se comprometió a garantizar la protección y conservación de la donación. El material documental y bibliográfico constituiría un fondo independiente del Archivo Municipal, y sería tratado según los criterios técnicos del mismo.

En el Convenio se acordaba que el fin de la donación era "promover y fomentar el conocimiento popular y académico de las personalidades y obras de Carmen Conde y Antonio Oliver".

Con la misión de velar por el buen funcionamiento y cumplimiento de los fines de la donación, así como el fomento de las personalidades de Carmen Conde y Antonio Oliver y sus obras, el Ayuntamiento de Cartagena se comprometió en este Convenio a crear el Patronato Municipal Carmen Conde-Antonio Oliver; éste estaría constituido por los tres apoderados nombrados por Carmen Conde (Dª Luzmaría Jiménez Faro, D. Eduardo Soler Fiérrez y D. José Mª Rubio Paredes), los representantes del Ayuntamiento de Cartagena, un representante de la Universidad de Murcia, un representante de la Academia Alfonso X El Sabio y un vecino/a de Cartagena.

El Ayuntamiento Pleno, en 12 de noviembre de 1994, acordó, por unanimidad de los veintisiete Concejales que integraban la Corporación, la aprobación del Convenio.